Los peligros de los cólicos del lactante

Cuando hablamos del cólico del lactante hacemos referencia a un problema bastante habitual en los niños recién nacidos.

El resultado más habitual es que el niño empezará a llorar de forma desconsolada, básicamente porque se encuentra mal. En el momento en el que expulsa el aire esta sensación desaparecerá.

Podemos definirlo como una acumulación de gases interna que se produce porque su sistema digestivo todavía no se encuentra formado completamente.

¿Cómo puedo saber si el bebé tiene un cólico?

Ya lo hemos dicho, suele llorar de forma desconsolada. Además, también nos podemos fijar en si flexiona las piernas en dirección a la tripa; si lo hace puede ser que tenga este problema.

En realidad este es un problema que puede suponer todo un estrés para los padres porque pueden ver como el pequeño incrementa su nerviosismo y no saber qué hacer para que se calme. Será solo en el momento en el que expulse el aire cuando se relajará.

¿Qué debo hacer si el bebé tiene un cólico?

Antes de nada tienes que saber que, por lo general, podemos luchar contra un cólico sin necesidad de acudir al especialista. Existen algunas técnicas o remedios para cólicos del lactante que te van a ayudar con este problema.

Postura adecuada

Saber colocarlo en la postura correcta es clave. Tienes que saber que el pequeño tiene que tener toda la aureola de la boca en el pezón y la nariz debe de estar despejada. De esta forma podrá respirar mientras traga y no absorberá aire.

Evita que coma más

Un grave error que se puede cometer es obligarle a comer más en ese momento. Podemos llegar a pensar que realmente está llorando porque tiene hambre, pero nada más lejos. Si sigue comiendo lo único que conseguiremos es que el intestino trabaje a mayor ritmo y esto provocaría todavía más dolor al pequeño.

Mantén la calma

En estos momentos se nos va a poner a prueba y nosotros tenemos que mantenernos lo más calmados posible. Piensa que la sensación de intranquilidad se la vamos a transmitir al pequeño. Por esta razón conviene analizar la situación con calma y actuar en consecuencia.

El recurso del chupete

El chupete ayudará a que se tranquilice. Piensa que uno de los factores que puede llegar a agravar un cólico es que ingiera mucho más aire de lo normal; esto incrementará el gas interno. Con un chupete le ayudaremos a que se relaje y a que no se acumule tanto aire en su interior.

Cólicos constantes

En el caso de que los cólicos se hayan convertido en algo constante, deberíamos de ponernos en contacto con el médico cuanto antes. Ahora bien, en ningún caso conviene cambiarle la dieta ni los horarios por nuestra cuenta porque podemos empeorar la situación.

Algunas maneras de relajación

Lo mejor que podemos hacer si eso pasa es cogerle en brazos y ofrecerle movimientos rítmicos. Además, una luz muy tenue o una música suave de fondo le ayudará a relajarse.

Sigue estos consejos y sabrás como enfrentarte a esta situación.

The following two tabs change content below.

Periodicocomarcalasrozas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies